El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Ir a Instagram de vayaalteatro
 
Quiénes Somos Contáctenos
Tienda Online
Personalidades
Editorial
Galería teatral
Estamos de Gira
Teatro en Crítica
Humor y Arte
Historia de nuestras salas
CELCIT.Argentina y Latinoamérica
Teatro al día
Aquí Nos Promocionamos
Apuntes sobre teatro
En primera fila
El Espectador Venezolano
Escuelas de teatro
Escuelas de danza
Directorio Teatral
Talleres y Formación Teatral
Aldemaro, nos volveremos a encontrar
Claudio Nazoa


    Aldemaro Romero, mi amigo y mi familia, ya que lo conocía desde que yo era un niño dada su profunda amistad con mi padre Aquiles.

 Aldemaro y Aquiles, en los años sesenta, fundaron una empresa llamada “El Círculo Musical”. Era una extraordinaria combinación de editorial con casa disquera. Aldemaro ponía la música en los discos y Aquiles, las letras en los libros ¡Una guará!

Es difícil escribir en corto espacio sobre un hombre tan pero tan importante para la historia musical y cultural de Venezuela. Sin ningún tipo de exageración o ceguera por la admiración, creo que aún no nos hemos dado cuenta de la importancia que significa la partida de éste gran hombre.

Aldemaro siempre supo rodearse de los mejores, incluso en su vida privada, como ejemplo tenemos a Elizabeth, su inefable compañera y cómplice creativa. Aldemaro viene en combo con su genial familia, como lo fue su hermana Rosalía que debe estar de pláceme inventando vainas buenísimas junto a él, en el sitio en el que se encuentran ahora y les voy a decir sin temor a ser pavoso, que debe ser un lugar envidiable.

¡Que familia ésta la de Aldemaro! Todos tan importantes para el país: Godofredo, Mariela, Rafael y los geniales Soteldos, también ligados por lazos familiares a Aldemaro y por supuesto, sus útiles y bien criados ocho hijos.

Aldemaro Romero es el Simón Bolívar de la música venezolana, la universalizó, liberándola de los purismos folklóricos que tanto daño le hacen al avance cultural de los países.

Tuvo muchos críticos envidiosos de su talento, algunos muy necios del grupo de los que así mismos se hacen llamar clásicos, quienes, para tratar de humillarlo, le decían que él era cabaretero. Bueno ¿Y?  Es verdad, tienen razón, Aldemaro lo era todo. Hacía música para los que nos gusta el cabaret y para los exquisitos, en todo caso, es mejor ser cabaretero con talento, que sinfónico mediocre.

Otros detractores de Aldemaro fueron los defensores del folklore talibán. Pero que importa, él supo volar siempre por encima de tanta mediocridad y ahora, Aldemaro, es punto no de referencia, sino de partida y llegada, ejemplo para los nuevos y geniales músicos cabareteros, folklóricos y clásicos, que actualmente hay en Venezuela. Con él va a pasar como con los Beatles, cada día tocan mejor.

Cuando murió Aquiles Nazoa, el gobierno de Carlos Andrés Pérez, que no fue lo que podría decirse amigo de Aquiles, asumió el sepelio. Organizó un acto solemne en La Plaza Bolívar de Caracas al que asistió el presidente de la república y post mortem, le fue entregada la orden Andrés Bello.

Es bueno recordar esto porque es una verdadera vergüenza que llevarán sobre su triste vida, los enanos que fingen y fungen de autoridades culturales del actual gobierno, a quienes les parece que el mejor músico nacido en Valencia no es Aldemaro Romero, sino un general cuyo instrumento es el eructo. Estos funcionarios, por cobardía y mezquindad, no fueron capaces ni por hipocresía de sacar un aviso de condolencia ¡Coño, se murió Aldemaro Romero y ellos como si nada! Lo que pasa es que no pueden dejar de aplaudir como autómatas los domingos, apoyando la sumisa misión de destruir al país.

No importa maestro, la maldad, la mezquindad, la envidia y el odio, nunca han triunfado. Vendrán tiempos mejores de Onda Nueva. Mientras, usted, ya pertenece a los genes de los venezolanos.

Por cierto Aldemaro, salúdame a Rosalía, a Renny y a mi papá, que te deben haber recibido con un piano y un whisky, tus armas de siempre para combatir la estupidez.

Espero, de corazón, que algún día nos volvamos a encontrar de nuevo para poder seguir viviendo.

 

Si quieres leer más de Claudio Nazoa,

Visita: http://blogs.noticierodigital.com/claudio/

 

 

WWW.VAYAALTEATRO.COM ¡TU CARTELERA TEATRAL EN LÍNEA!

Ver otras:

Volver atrás
Todos los derechos reservados. vayaalteatro.com. Copyright 2006
Quiénes Somos | Anunciate Aquí | Contáctenos
Desarrollado por INNOVATION